El precio por defender la libertad de la información

Sin duda, el riesgo de la información periodística llevada en muchas ocasiones al límite tiene consecuencias irreparables. Tanto, que recientemente el mundo se ha visto conmocionado por los recientes asesinatos de dos periodistas españoles acostumbrados a narrar la muerte se encontraron cara a cara con ella en una zona boscosa del sur de Burkina Faso. Hasta allí habían viajado para rodar un documental sobre la caza furtiva, uno de los negocios más lucrativos de los grupos armados que proliferan en este estado fallido en el corazón del Sahel.

La huida ilegal de millones de africanos

No descubro nada nuevo si escribo que en este comienzo de siglo XXI azotado por la pandemia del coronavirus, seguimos viviendo en un mundo desigual y diferenciado por las castas, las guerras, las miserias, el hambre, las dictaduras y las religiones. Es por ello, que algunos continentes como África, millones de inmigrantes ilegales africanos arriesgan sus vidas para salir en pateras o cayucos, con el objetivo de buscar un puente fronterizo con Canarias y Europa.

Campamentos de acogidas: crónica de un encierro anunciado

Cada día que pasa, la situación en los campamentos de los refugiados africanos ilegales se hace más tensa y en ciertos momentos, violenta. La desesperación, el hacinamiento, la impotencia, las condiciones en las que viven estos ilegales y la falta de comunicación entre los internos, marroquíes y senegaleses, motivan sucesos como lo ocurrido el pasado, martes, día 6 de abril de 2021, en el campamento de Las Raíces (La Esperanza), donde resultaron heridas ocho personas en un enfrentamiento con la Policía Nacional. Esta revuelta con piedras y palos ejercida por los internos, se debe, según la Asamblea de Apoyo a los Migrantes en Tenerife, “porque quieren continuar su camino hacia Europa, donde sus familiares les esperan. Sin duda, esto es el comienzo de una crónica anunciada de lo que se vislumbra a corto plazo.

Volar con alas de libertad

No busco la perfección porque no la tengo. Lo que busco en este mundo globalizado del comienzo del siglo XXI, es encontrar la respuesta adecuada para saber donde he invertido mis errores y mis virtudes. La búsqueda de las respuestas son como alas de libertad que vuelan en las alturas, superando incluso esas nubes flotantes que desde la tierra vemos muy lejos para alcanzarlas con nuestras manos. ¿Qué le podría decir yo a mi hija Nadira para que pueda volar como las gaviotas de Richard Bach (Juan Salvador Gaviota”). Sencillamente, nada. Ella ya vuela en su mundo, en su espacio, en su tiempo.

Tercer Mundo; más pobreza y miserias

La vida de la humanidad en el mundo actual del siglo XXI sigue su curso pese a la gran y grave pandemia provocada por la Covid-19. Ni que decir tiene, que este maldito virus sigue haciendo estrago en todos los rincones del planeta tierra, pero también es verdad que muchos países, en concreto los que pertenecen a Europa, pueden vivir mucho mejor que los países del Tercer Mundo. Sobre todo. Porque gozan de una mejor sanidad.

Los captadores de ONGs que te agobian

Desde hace mucho tiempo venimos observando la presencia de captadores callejeros de las distintas ONGs que transitan por las calles de Santa Cruz de Tenerife, con el objetivo de captar socios para las respectivas ONGs que actualmente trabajan o colaboran en distintos puntos del mundo, lo que motiva para muchas personas de la sociedad isleña un incesante agobio en el día a día. Es por ello, que estos jóvenes comerciales a sueldos o autónomos que trabajan a comisión, insisten en su cometido todos los días del año.

El futuro laboral de la nueva generación del siglo XXI después de la pandemia

No quisiera ser pesimista, pero si anteriormente la vida laboral de la nueva generación de este comienzo de siglo XXI ya era difícil ante de la pandemia, creo que ahora será mucho más, especialmente tras la aparición de la Covid-19, la cual frenó y cambió la vida normal de la humanidad en el planeta tierra.

Un mundo nuevo de improvisación

Ni que decir tiene, en estos momentos del siglo XXI, en época de pandemia, vivimos en un mundo nuevo de improvisación. Ya nada es igual a lo anteriormente vivido. Todo aquello que realizábamos de forma normal, estructural y organizada, con vista al presente y futuro, quedó atrás. Ahora es el comienzo de una nueva etapa, donde cada uno de nosotros volvemos al principio de una nueva etapa de nuestras vidas. Es decir, aprendices de la vida. Sin embargo, los que hemos podido vivir muchos años posiblemente nos avale la experiencia obtenida a lo largo de nuestras respectivas vidas.

Canarias y el turismo: un binomio inseparables

Ni que decir tiene, que el turismo en Canarias ha sido el motor de la economía para la evolución y desarrollo de las islas. Ahora más que nunca, en este comienzo de siglo XXI, con la llegada de la pandemia del coronavirus, las Islas Afortunadas se han visto alteradas y diezmadas al no poder contar con la importante presencia del turismo europeo. Es por ello, ahora más que nunca, la prioridad es intentar frenar la Covid-19, con el objetivo de poder volver a la normalidad y recuperar nuevamente el turismo, ese motor económico que enriquece la actividad económica, mundo empresarial y puestos de trabajo.

Reinventarse para sobrevivir

El comienzo del nuevo año 2021 sigue manteniendo las mismas secuelas de la crisis de la Covid-19, la cual sigue sacudiendo con fuerza a las pequeñas empresas, autónomos y grandes superficies hoteleras. Cierto es, que desde que comenzó esta inolvidable y triste experiencia pandémica, la ciencia y los expertos de la OMS, tiene más información al respecto sobre el coronavirus. Ni que decir tiene, que la Covid-19 paró el reloj del tiempo en el mundo, pero también lo cambió. Sin duda, las pérdidas humanas han sido y vienen siendo, considerables, pero también las pérdidas económicas del mundo laboral. Unido a todo ello, más paro y más pobreza. Sobre todo, después del confinamiento, las restricciones que se impusieron en la movilidad y las actividades para frenar el avance del virus después del verano pasado en el 2019, motivando dejar muy tocado al sector de los autónomos. Por lo tanto, la crisis sanitaria y económica provocada por la pandemia del coronavirus, ha obligado al sector de la hostelería a reinventarse; adaptándose a las nuevas y duras restricciones impuestas por el Gobierno estatal y por los correspondientes gobiernos de las autonomías española.


Tagoror

Síguenos en nuestros canales
de Redes Sociales

Explorar

Explorar Secciones Tagoror