Se acabó el año

Sin duda, llegados los últimos días, siempre hay que darle gracias a Dios, por haberlos vividos, disfrutándolos. También, de alguna manera, tomando esta expresión del mundo del cine, nos hemos enfrentado al lado oscuro, a lo escabroso, malo, a las contrariedades, más frecuentes de lo que cada uno quisiera, incluso algunas muy amargas, es claramente lo que podemos denominar con total acierto, la pelea por la supervivencia

Analizando el sentido de la navidad

Ahora bien, si analizamos brevemente los antecedentes pre-cristianos, nos encontraremos con celebraciones y festividades que tenían lugar en distintas culturas cuya herencia en rituales contribuyó bastante a conformar lo que hoy celebramos la noche del 24 y el 25 de diciembre

El bicho tecnológico

Repetimos conductas y organizamos pensamientos que casi siempre tienen que ver con quien está cerca. Los de "nuestra cuerda“. O con los que sin serlo, comparten en ciertos momentos intereses comunes que nos llevan a formar esos grupos variopintos y "peligrosos“. Esta semana si un tema está recorriendo los platós de radio y televisión es el de la prohibición del uso de los móviles a los estudiantes

Sin carreteras, con colas, es Tenerife

Sin exagerar, es tristemente la más conocida, identificatoria, verdadera. Siendo precisamente el problema más grave que soportamos, porque tiene repercusiones por todos lados, nunca mejor dicho, porque afecta a la total geografía insular, así como, por las ramificaciones directas e indirectas, en muchos ámbitos de nuestra existencia cotidiana

El Estado solidario, en peligro

La pasada semana se celebró un encuentro entre el Gobierno central y las comunidades autónomas, al que no acudió Cataluña porque sostiene que sus negociaciones en torno a los presupuestos y la financiación se realizan de forma bilateral: es decir, de gobierno a gobierno. Pese a que la vicepresidenta y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, lo niega, las evidencias son incontestables

"Nadie debe vivir sin amor“

En el artículo previo al presente dejamos asentado bajo siete sellos que es posible vivir en una mentira (o varias, también), mediante la mentira, en pos de la mentira y algunos, muy pocos, en contra de la mentira. La ausencia de verdad y coherencia es algo a lo que los seres humanos nos hemos acostumbrado sobradamente sin problema aparente alguno. Ahora bien, al parecer hay algo que también nos sucede a los sapiens sapiens, desde milenios hasta hoy, pero no hemos logrado acostumbrarnos como se espera: nadie puede, y nadie debe vivir sin amor. Sí, no estoy plagiando a Fito Páez, él lo canta perfectamente y lo puso en letra de manera maravillosa, pero tal vez, sin saberlo, su canción es sin dudas una declaración universal que captura la esencia de la poderosa emoción que le da real sentido a la existencia humana

Entereza empresarial

Después de publicado un artículo la semana pasada, en este mismo medio de comunicación, haciendo un elogio al empresario o a la empresaria, he recibido muchas muestras de agradecimiento, las cuales agradezco profundamente, porque fue realizado con la conciencia clara de un deber por cumplir

Canarias, razón de Estado

Pero es una herramienta con la que el poder legislativo, que es la representación legítima de la soberanía popular, se acerca a los problemas de la sociedad a la que sirve. Por eso es una buena noticia que se esté proponiendo la creación de una comisión especial sobre la insularidad en el Congreso de los Diputados, aunque haya algunos grupos que pretendan trasladarla al Senado por considerar que es la cámara de los territorios

Buenas cuentas, pero gran ausencia

En la política parece estar demostrado que  la mejor manera de que no exista una responsabilidad es que haya una responsabilidad compartida. Cuando un problema es de muchos al final no es de nadie. Si afecta a varias administraciones suele ocurrir que ninguna se hace cargo de la solución y se produce un debate estéril en donde las posibles soluciones se convierten en una pelota, que va rebotando de la una a la otra y de la otra a la una

El transistor

Llevo más de dos días buscándolo. A lo mejor sólo me pasa a mí… Anteayer, un rotulador rojo –rojo por fuera y rojo por dentro- que utilicé para hacer una pequeña marca en un tubo de "terrain“ -esos de fontanería- y saber hasta dónde tenía que meterlo y que la unión con el empalme fuera segura. Oye, que tardé un instante y ya solo aparecía la tapa. Y que es rojo. ¡Rojo carmesí¡ Y nada que ver con una aguja en un pajar ni nada por el estilo. Primero, porque allí sólo estaba yo. Y segundo, que no había sino un escritorio minimalista de estos que solo tienen el esqueleto y el tablero con un ordenador y un cuaderno blanco que dejó mi hijo "olvidado“, cuando se fue hace casi tres meses, a estudiar fuera. Bueno, y una silla de escritorio con ruedas que moví y removí varias veces. Vamos que no había escondite posible. Al día siguiente apareció junto a la silla, en el suelo y se veía a un kilómetro ¡coño¡


Tagoror

Síguenos en nuestros canales
de Redes Sociales

Explorar

Explorar Secciones Tagoror